La realidad y sus 5 hermanos | Colegio Meirci

La realidad y sus 5 hermanos

Philippe Lebois Mc Beath, 4°B

Soy la singularidad de la realidad, como mis varios hermanos, tengo muchos apodos, existencia, materia y muchos otros. Muchos dicen que soy muy difícil de entender, incluso más difícil que todos mis hermanos, unos dicen que soy la combinación de tiempo y espacio, y otros como el escritor Philip K. Dick, dice que la realidad es aquello que, si dejas de creer en ella, no desaparece, pero estas son definiciones problemáticas. Cada ser vivo tiene diferentes experiencias y perspectivas, por esta razón es tan difícil distinguir qué es objetivamente real o verdadero, pero la realidad es todo lo que existe objetivamente, todo lo que es verdad, aunque esta definición sea demasiado vaga para la mayoría de los seres humanos, entonces una manera más fácil de verlo es, la siguiente: la realidad es toda la materia en el universo, todo lo que existe que ocupa espacio.

Tengo 5 hermanos, sus nombres más comunes son el espacio, el tiempo, la mente, el alma, y el poder. Todos nacimos al mismo tiempo, pero a la vez somos la madre de todo lo que existe, ha existido y existirá. Simplemente no se puede describir el inicio de todo como el nacimiento de un bebé humano o animal. Hemos existido desde antes que cualquier otra cosa, porque antes de que existiéramos no podía existir nada, todos estamos relacionados directa o indirectamente en cualquier situación en el universo, no puede haber estrellas y planetas sin espacio separándolos, o sin el movimiento o gravedad, no podrían existir sin que el tiempo pasara, ni sin el poder y la energía del sol o de los planetas, ningún ser vivo podría vivir sin la esencia de la vida, su alma, y ningún ser sensitivo podría vivir sin mente.

Antes del inicio del universo existíamos todos materializados en un solo cuerpo, si no fuera por mente no podríamos existir todos los hermanos en este cuerpo en una sola conciencia, lo que hace que todos podamos aprovechar las habilidades de todos, a través de mí, podemos controlar la forma de nuestro cuerpo y de todo lo que nos rodea completamente, gracias a espacio, no necesitamos piernas o alas, y podemos movernos a nosotros mismos y a cualquier cosa libremente de gravedad, y podemos controlar todos y cada uno de los tipos de energía con ayuda de poder, y crear la esencia de todos los seres vivos por medio de alma.

Y antes de lo que los humanos llaman el “Big Bang”, nos juntamos y usamos cantidades de energía que el ser humano nunca llegará a conocer, convirtiendo nuestro cuerpo en la explosión más larga temporal y espacialmente, una expansión inimaginable, convirtiéndonos en el universo, nunca habíamos estado tan lejos uno del otro, pero tan cerca a la vez, todos existíamos en cada milímetro del universo, componiendo cada objeto, persona y lugar. Si es que fuera necesario o posible otra vez juntarnos los seis, para intervenir en la historia del universo, esta combinación de todos los aspectos fundamentales del universo nos permitiría controlar, cambiar y crear absolutamente todo, nos permitiría romper todas las leyes, o formas de entender el universo y nos permitiría actuar de maneras incomprensibles.

Nosotros no percibimos los eventos de la misma manera que un ser humano, a los seres humanos les gusta percibir los eventos de una manera linear, para poder entenderlos más fácilmente pero incluso cualquier humano experiencia “anomalías” temporales, dependiendo de la situación varios minutos pueden sentirse mucho más largos que en otras situaciones, o experiencia un “déjà vu”. Nosotros percibimos el tiempo de la manera que queramos, pudiendo “vivir” todos los momentos y lugares en la totalidad del universo al mismo tiempo, ya que desde el principio del universo hemos estado en todos los lugares, en todo momento.

Trescientos ochenta mil años después de crear este gigante universo, los fotones brillaron, dando la primera aparición de la luz. Cuatro billones seiscientos millones de años después, se empezaron a formar los primeros planetas. Y en el año 13,698,100,000 después del inicio del universo, observé cómo vivían los primeros seres humanos, como un padre orgulloso viendo a sus hijos crecer, madurar y eventualmente evolucionar a lo que son 2 millones de años después, los observe poco a poco consiguiendo más control sobre los aspectos que componen su planeta, especialmente su manipulación de la materia, esto fue la primer ventaja que tuvieron sobre otros seres vivos, pudiendo construir armas tan básicas como piedras afiladas hasta rifles que disparan balas a 4 veces la velocidad del sonido, refugios desde chozas hasta edificios casi 500 veces más altas que el humano promedio, de extender un poco la duración de un tipo de plasma al que le llaman fuego a poder crearlo y controlarlo completamente, de un frasco o reservorio con agua para beber, luego inventar un sello hermético, hasta construir una estructura con un vacío casi perfecto, desde la primera iteración de la rueda, hasta automóviles que pueden funcionar con solo electricidad, explorar todos los continentes, después viajar el diámetro de casi todos los planetas del sistema solar, hasta mandar a un dron investigador a viajar 140 veces el diámetro de todos los planetas en el sistema solar y aterrizar en Marte, e incluso mandando uno 116 veces más lejos para tener una mirada de cerca y tomar información de un objeto en el cinturón de Kuiper. Su dedicación por este par de millones de años por el control sobre su mundo es sorprendente, pero esta dedicación no empezó aquí.

Les voy a contar sobre cómo una especie que vivió antes de que los humanos existieran, una especie que dedicó sus días y noches a entender la realidad de una manera más profunda. Hace quinientos cuarenta y un millón de años, alrededor de esta época, existían los trilobites, estos animales tenían simples manchas oculares que les permitían recibir luz, para identificar si era día o noche, pero no podían ver colores o formas, y entonces pasaron su vida como una especie tratando de poder encontrar la verdad, intentando poder entenderme a mí, deseando tener la habilidad que hoy es tan común gracias a ellos, pero tan subestimada, la vista. Pero primero tienes que darte cuenta de que los ojos humanos son bastante complejos para entender esta historia, las partes más importantes de este órgano son la retina, la esclerótica, el lente, la córnea, la pupila y el iris. La retina está compuesta por aproximadamente ciento veinte millones de células de tipo bastón y seis millones de tipo cono estas células son las que son sensibles a la luz permitiendo convertirla en información que es luego mandada al cerebro, la esclerótica es la parte blanca del ojo que está hecha de un material durable para proteger la parte interna, el lente ayuda a enfocar la luz que va entrando, la córnea es un domo transparente que protege toda la parte externa del ojo, mientras deja pasar luz, y la pupila es la parte negra del centro, y aunque parece una parte sólida es el hoyo que deja que entre la luz al ojo, la iris es la parte coloreada del ojo, es una membrana que se puede expandir o contraer depende de la cantidad de luz debería entrar a la pupila, y todo esto en un órgano que es del tamaño de una pelota de ping-pong, que les deja entender la realidad que está enfrente de ellos mucho mejor, de maneras inexplicables hace seiscientos millones de años.

Desde el amanecer hasta el atardecer, esta especie se reproducía para evolucionar y encontrar lo que tanto deseaban. Hasta que un día, yo y mente cambiamos la historia de la Tierra para siempre, con la ayuda de mente podía entender sus pensamientos y entonces comprendí exactamente lo que querían, entonces intentando tener la menor interferencia posible le dimos solo lo suficiente para evolucionar y conseguir la vista, y boom, la explosión cámbrica, gracias a que nosotros los ayudamos a desbloquear la habilidad de una visión más avanzada, su especie empezó a evolucionar de una manera mucho más rápida, esta habilidad le hacía una gran ayuda para encontrar comida y refugio, que ayudaba a que sobrevivieron más cantidad de ellos, y que luego evolucionaron a varias especies como los primeros artrópodos, cordados y los primeros depredadores marinos. Si no fuera por esta explosión evolutiva, probablemente no existieran los humanos, o al menos no hasta millones de años después.

La mayoría de los humanos están de acuerdo que la visión es el sentido más importante de los cinco a cincuenta y tres sentidos identificados por ellos mismos, los deja aprender de una manera completamente diferente a cómo aprenderían sin la vista, gracias a este sentido se creó el arte, desde unas pinturas simples en cavernas, hasta los millones de pintores humanos que dedican su vida a eso, y también se utiliza para poderse comunicarse, así se creó la escritura y después otros muchos más métodos de comunicación, o incluso algo tan básico como el lenguaje corporal y cuando un estudiante está intentado aprender cómo hacer algo les ayuda ver a alguien más experto haciendo esa misma actividad, sin la visión probablemente no podrían apreciar los paisajes y la belleza de su planeta de la misma manera y no habría nada que existe gracias nuestra percepción del color, sombras o de la geometría que existe incluso en la naturaleza, la comprensión humana sobre todo lo que le llaman física, química, matemáticas y sus muchas otras ciencias sería completamente diferente o completamente inexistente. Por estas razones e incluso otras este es el evento más importante de evolución en la Tierra.
Desde antes del principio de universo hasta casi catorce billones de años después yo he sido esencial en millones de maneras, he sido la causa y la consecuencia de trillones de momentos y situaciones, existo desde el primer átomo y voy a existir hasta que el último átomo desaparezca, yo soy la realidad.

Bibliografía:
Zavisa, J. (2020, 27 marzo). 1.0 – The Fundamental Properties of the Universe. HowStuffWorks.
What sparked the Cambrian explosion? (2016, 16 febrero). Nature.
Redd, N. T. (2020, 22 septiembre). 2014 MU69: Arrokoth, the most distant object ever explored. Space.Com.

La realidad y sus 5 hermanos

CONTACTO

* Campo obligatorio